Category Archives: Health

Hackers Can Add, Remove Cancer From CT Scans: Researchers

By Eduard Kovacs on April 05, 2019

A team of researchers has demonstrated that hackers can modify 3D medical scans to add or remove evidence of a serious illness, such as cancer.

Experts from the Ben-Gurion University and the Soroka University Medical Center, Beer-Sheva, in Israel have developed proof-of-concept (PoC) malware that uses a machine learning technique known as generative adversarial network (GAN) to quickly alter 3D images generated during a Computer Tomography (CT) scan.

CT scanners are typically managed through a picture archiving and communication system (PACS) that receives scans from the scanner, stores them and then supplies them to radiologists. Data is transmitted and stored using a standard format named DICOM. PACS products are provided by companies such as GE Healthcare, Fujifilm, Philips and RamSoft.

One problem, according to researchers, is that PACS and DICOM servers are often left exposed to the internet. A scan conducted using the Shodan search engine identified nearly 2,700 servers that were connected to the internet. Another issue is that the medical imagery data is in many cases transmitted over the network without being encrypted, which exposes it to man-in-the-middle (MitM) attacks and manipulation.

Malicious actors could directly target PACS that are accessible from the Internet, or they could first gain access to the targeted organization’s network and launch the attack from there. Another attack vector, which the researchers tested during a penetration test conducted in a hospital’s radiology department, involves physically connecting a small MitM device between the CT scanner’s workstation and the PACS network. In these local attacks, the attacker can rely on insiders or they can pose as a technician, the researchers said.

Once the attacker can intercept traffic from the CT scanner, they can use an attack framework, which the researchers have dubbed CT-GAN, to manipulate the images via the GAN technique before they reach the radiologist who interprets the results.

CT-GAN attack

The experts have tested the efficiency of the attack by asking three radiologists to diagnose a mix of 30 authentic CT scans and 70 scans altered using CT-GAN. The malware was used to inject evidence of malign cancer into the scans of healthy patients and remove cancer from the scans of patients who actually had it.

When the radiologists were unaware that the results had been manipulated, they diagnosed 99% of the injected scans as cancer and 94% of the scans from which the cancer was removed as belonging to healthy patients. After they were informed of the attack, the radiologists still misdiagnosed the patients in 60% and 87% of cases, respectively. The researchers said the attack even fooled a state-of-the-art lung cancer screening model in each and every one of the tests.

So why would someone want to launch such an attack? The researchers have listed several possible motivations and goals. They believe that modifying someone’s scan and causing a misdiagnosis can be useful for stealing someone’s job, altering elections, sabotaging or falsifying research, earning money by holding data hostage, insurance fraud, and even murder or terrorism.

They pointed out that the method can be used to add or remove evidence of various illnesses, including aneurysms, heart disease, blood clots, infections, arthritis, cartilage problems, torn ligaments, and tumors in the brain, heart or spine.

For example, if an attacker adds evidence of cancer to a political candidate’s CT scan, they can get the targeted individual to withdraw from the race. The same technique could work for getting someone to give up a job or a leadership role. In the worst case scenario, hackers could remove evidence of a serious illness, which could lead to that person dying due to not receiving the proper treatment.

CT-GAN attack motives

The researchers have published a paper detailing their findings, along with a video showing how an attacker could plant a malicious device inside a healthcare organization.

This article originally appeared on SecurityWeek

El nuevo órgano descubierto ni es nuevo ni es un órgano, pero sí es importante

  • El intersticio, descrito como un ‘un nuevo órgano’, siembra la polémica.
  • La falsa afirmación, según los expertos, ha ocultado otros aspectos interesantes de este espacio del cuerpo humano.
cuerpo humano
Lwp Kommunikáció (Flickr)

Numerosos medios se han hecho eco durante la última semana del hallazgo de un nuevo órgano en el cuerpo humano que había permanecido oculto hasta ahora: el intersticio. Mientras algunos aseguran que es hora de reescribir los libros de anatomía, otros señalan que la estructura ya figura en ellos desde hace siglos. ¿Qué se ha descubierto en realidad, si es que se ha descubierto algo?

Las células del cuerpo humano no están ‘selladas’ entre sí como los ladrillos de una casa, sino que existen espacios entre ellas y los tejidos que componen. Este espacio recibe el nombre de intersticio. En su interior encontramos tejido conectivo (colágeno y elastina) y un fluido llamado líquido intersticial.

¿Nuevo órgano? El origen de la polémica

El artículo publicado la semana pasada en la revista Scientific Reports no hace referencia al descubrimiento de un nuevo órgano ni sugiere que el intersticio pueda ser considerado como tal. Los autores aseguran que “la anatomía y composición del espacio intersticial entre las células se entiende cada vez mejor”, si bien su localización y estructura es descrita “vagamente en la literatura científica”.

Mediante una técnica microscópica que muestra tejidos vivos en lugar de fijados, los autores describen “la anatomía e histología de un espacio lleno de líquido, previamente no identificado aunque extendido y macroscópico. Una nueva expansión y especificación del concepto del intersticio humano”. Expandido, pero no descubierto. ¿De dónde sale la idea del nuevo órgano?

El origen de la información está en la nota de prensa publicada en el servicio de noticias científicas Eurekalert!, del que se nutren medios de todo el mundo. El titular: “Un ‘órgano’ nuevo había sido omitido por los métodos estándar”. Citando como fuente a los autores, se asegura que los investigadores “han identificado una característica de la anatomía humana previamente desconocida” y que el estudio es el primero que identifica al intersticio como un órgano “por derecho propio”.

El problema es que el espacio intersticial es conocido desde hace al menos 200 años y los expertos no tienen tan claro que se pueda considerar un órgano.

intersticio

Crédito: Petros C. Benias et al. (Scientific Reports)

“La idea de que este es un ‘órgano nuevo’ o que el estudio ha descubierto algo nuevo y ‘previamente no identificado’ en el cuerpo humano es claramente falsa”, asegura a Hipertextual el investigador de la Universidad de Chicago Mark Westneat, que no ha participado en el trabajo. Este anatomista cita el Experimenta circa statum sanguinis et vasorum in inflammatione de George Kalternbrunner (1826) como ejemplo de menciones tempranas de esta estructura. “Hay miles de publicaciones al respecto y los cirujanos lo conocen bien”, añade.

Westmeat no es el único que ha recibido el hallazgo con escepticismo. En Twitter muchos de sus compañeros se mostraban confusos al no entender dónde estaba la novedad. El investigador de la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai (Nueva York, EEUU) y coautor del estudio, Neil Theise, ha respondido a las críticas asegurando que el intersticio “nunca ha sido descrito con tanto detalle”. Hipertextual se ha puesto en contacto con él para saber más sobre su postura acerca de la cobertura dada a la noticia, pero al cierre de este artículo no ha obtenido respuesta.

Otros medios se han hecho eco de las dudas despertadas por el estudio. “Los únicos órganos que se hacen estos días son los que aparecen sobre el escenario y hacen música”, aseguraba a The New York Times el director del Laboratorio de Anatomía Humana de la Universidad Rush (EEUU), James Williams.

El intersticio, a menudo olvidado

El investigador del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas (EEUU) Anirban Maitra pedía cautela en un artículo publicado en The Scientist. “Es justo decir que histólogos y patólogos saben desde hace mucho que hay un espacio intersticial y que este contiene líquido. La afirmación de que se trata de un órgano hasta ahora desconocido, el más grande hasta el momento, parece forzada”.

“La mayoría de biólogos sería reticente a llamar ‘órgano’ a desiguales espacios microscópicos que contienen fluido entre tejidos. Por esa definición, la cavidad abdominal y la pleura también lo serían”, continúa Maitra. En cualquier caso, no es la primera vez que se bautiza así al intersticio.

Novedad o no, órgano o no, el artículo de Theise sí incluye información interesante sobre el intersticio, a menudo olvidado.

cáncer

Fuente: Pixabay.

“Tanto el estudio como la nota de prensa hacen afirmaciones falsas, pero es en general un buen artículo con nuevos datos valiosos”, dice Westmeat. Por ejemplo, los autores proponen que la conexión entre el intersticio y el sistema linfático podría explicar cómo algunos tumores forman metástasis tan rápido una vez que alcanzan este espacio. Por ello, investigadores como Williams lamentan que el ruido del ‘nuevo órgano’ nos distraiga del verdadero interés del descubrimiento.

Este  artículo apareció originalmente en  hipertextual.com.com

Searching Always New Horizons…